miércoles, 30 de junio de 2010

Modificación de la norma sobre liberación de flora y fauna invasora

Gracias a la información facilitada por Ramón Manuel Álvarez Halcón, integrado en la plataforma para la elaboración del Catálogo español de especies exóticas invasoras (http://sites.google.com/site/plataformacatalogoespanoldeeei/), al que agradecemos desde este blog su trabajo legislativo sobre este asunto, tenemos conocimiento de una noticia que nos hace reflexionar sobre las herramientas que no empleamos en la lucha contra las especies exóticas invasoras.
Recientemente se ha modificado el artículo 333 del Código Penal, mediante una Ley Orgáncia (5/2010) de 22 de junio. La ley orgánica modificada es la 10/1995 de 23 de noviembre (http://www.boe.es/boe/dias/2010/06/23/pdfs/BOE-A-2010-9953.pdf). Esta modificación refleja en su página 54858, lo siguiente:
"El que introdujera o liberara especies de flora o fauna no autóctona, de modo que perjudique el equilibrio biológico, contraviniendo las leyes o disposiciones de carácter general protectoras de las especies de flora o fauna, será castigado con la pena de prisión de cuatro meses a dos años o multa de ocho a veinticuatro meses y, en todo caso, inhabilitación especial para profesión u oficio por tiempo de uno a tres años."
Esta norma entra en vigor a los 6 meses a partir de la fecha de su publicación. Por lo que parece, la modificación sólo ha consistido en añadir la última frase "y, en todo caso, inhabilitación especial para profesión u oficio por tiempo de uno a tres años."
El cambio no parece importante pero nos ha permitido saber que existe esta norma en nuestro derecho penal. Es decir que el que suelte una especie exótica que perjudique el equilibrio ecológico, y que vaya en contra de las leyes de protección de especies puede ir a la cárcel.
Ejemplos: muchas especies vegetales del Parque Nacional de Las Cañadas están legalmemte protegidas, y son consumidas por herbívoros foráneos (conejos y muflones). ¿Puede denunciarse a quien soltase estos animales?¿Podrían ir a la cárcel?
El lagarto gigante de El Hierro está amenazado (aunque le parezca mal al Nuevo Catálogo), y los gatos cimarrones son uno de sus principales enemigos. ¿Puede denunciarse a cualquier persona que libere a uno de estos felinos?
No está mal saberlo.

jueves, 17 de junio de 2010

Termina la encuesta sobre el anuncio ¿sarcástico?

Durante el último mes ha estado colgada en este blog una encuesta sobre la un anuncio aparecido en algunos medios de comunicación electrónicos. Este anuncio, integrado en un plausible proyecto de La Caixa y del Gobierno de Canarias para promocionar los valores naturales de Canarias, mostraba imágenes de la fauna, vegetación y playas de Canarias. Hasta ahí todo normal, pero la sorpresa estaba en las imágenes seleccionadas: una grulla para la fauna, un cultivo de plataneras con una palmera canaria para la vegetación, y la playa de Las Teresitas. Personalmente pensé en un anuncio sarcástico, pero la cosa no quedaba clara, así que propuse la encuesta a los usuarios del blog. Al poco tiempo, apenas dos semanas, el anuncio cambió y aparecían imágenes más significativas de lo que se quería mostrar: un lagarto canario, el monte verde y las playas de Fuerteventura. ¿Estaba previsto el cambio como parte de la campaña de publicidad utilizando el sarcasmo? ¿Alguien se dió cuenta de la chapuza? No sabemos. Lo que está claro es que, según los resultados de la encuesta, la mayor parte de los lectores del blog (el 70% de los que contestaron la encuesta), piensan que se trataba de un error en la elección de las imágenes,producto del desconocimiento del anunciante, por lo que la estrategia publicitaria (de existir) les salió rana.
Una cosa está clara, basta con darse una vuelta por cualquier expositor de tarjetas postales de una zona turística para comprobar qué plantas o animales se consideran "típicos" de canarias: la flor de pascua, la estrelicia, los papagayos o el hibisco.
Aquí les dejo los dos anuncios para su reflexión.

video video

martes, 15 de junio de 2010

Washingtonia robusta. La invasión urbana (de momento).




Las palmeras son uno de esos grupos vegetales que tienen buena prensa. Quizá por la asociación que hacemos en las islas con la palmera canaria, nunca solemos pensar en una palmera como en una planta invasora. Así, cuando se limpian de "malas hierbas" los bordes de carreteras y los parques, nadie se atreve a arrancar una palmera, y ahí se pueden ver, bordeando las carreteras y en multitud de jardines y parques, pequeñas palmeras espontáneas. La mayoría de estas pequeñas palmeras que vemos a lo largo de estas carreteras pertenecen a la especie Washigtonia robusta (no confundir con Washigtonia filifera, de tallo más grueso, hojas más anchas, grandes y con largos filamentos pajizos). Esta palmera de abanico de origen mexicano se extiende por las zonas urbanas y periurbanas, y germina de semilla con gran facilidad, quizá favorecida por la ingestión de sus semillas por algunas aves urbanas, como los mirlos (Tordus merula). Sólo necesita un poco de suelo y agua. En las medianías del norte, cuando hay adultos cerca, esta palmera puede llegar a ser un problema para los pequeños huertos cercanos a los pueblos. La popularidad que tiene esta palmera como ornamental de rápido crecimiento le ha servido para extenderse por toda la geografía insular. De momento no se han encontrado palmeras de abanico en los palmerales autóctonos más sobresalientes, pero si en sus cercanías, como en Tafira, Tamaraceite o Gáldar. Es muy común encontrarla incluso bajo el dosel de especies de monte verde en el Jardín Botánico Viera y Clavijo. En algunos barranquillo de zonas periurbanas cuya vegetación autóctona está hoy en recuperación es posible encontrar grupos de Washigtonia robusta simulando un palmeral natural (en la tercera imagen, un barranquillo del Salto del Negro, un barrio de Las Palmas de Gran Canaria).
Estas "señales" nos indican que la planta puede prosperar en zonas de medianías, y que puede aparecer en estos ambientes en poco tiempo. La facilidad de su erradicación, si se encuentra en sus primeros momentos de instalación, se contrapone a las dificultades que puede acarrear eliminarla de un lugar si alcanza la edad adulta, no sólo por su tamaño, sino por la gran cantidad de semillas que produce un único individuo. Esta palmera, como la canaria y muchas otras, es dioica, es decir, hay pies masculinos y pies femeninos. Sería deseable que se utilizasen en jardinerio únicamente pies masculinos, para evitar en lo posible su proliferación, más que probable, en un futuro.

sábado, 12 de junio de 2010

Nueva publicación sobre el efecto de las carreteras en la introducción de plantas exóticas en comunidades vegetales autóctonas

Acaba de publicarse en la prestigiosa revista Plant Ecology el trabajo "Do anthropogenic corridors homogenize plant communities at a local scale? A case studied in Tenerife (Canary Islands)", firmado por un grupo de investigadores de las universidades de La Laguna (Tenerife) y Sevilla, encabezados por el profesor José Ramón Arévalo, compañero y sin embargo amigo (esto último no se lo digan a él). Se trata de un trabajo integrado en una línea de investigación que ha dado ya otros frutos en forma de artículos: el estudio del efecto de las carreteras y vías de comunicación en los parámetros ecológicos de las comunidades vegetales, incluída la introducción de especies exóticas invasoras (pueden ver algunos de estos trabajos en la sección de búsqueda bibliográfica o en la biblioteca del blog). En este trabajo queda de manifiesto la acción local que realizan las carreteras en la introducción de especies exóticas. Esta facilitación de la penetración de plantas potencialmente invasoras puede permitir que, alguna de las especies puedan dar el salto a las comunidades naturales o seminaturales, como ha podido ocurrir con los casos de Pennisetum setaceum o de Acacia farnesiana. Felicidades a los autores.

miércoles, 9 de junio de 2010

La noticia sobre la invasión de culebras en Gran Canaria salta a la Península

Hace pocos días aparecía en un periódico local del norte de Madrid "Crónica Norte" un artículo sobre el peligro de las mascotas exóticas y utilizaban el ejemplo de lo que está pasando en Gran Canaria con la culebra real de California (http://www.cronicanorte.es/peligro-animales-exoticos-casa/7619). En dicho artículo se dice: "Así, Canarias vive con una plaga de serpientes. Existe un plan de control que, a juzgar por los resultados, no está funcionando", y se acompaña de un vídeo conteniendo el reportaje que apareció hace ya algún tiempo en Antena 3-Canarias.


Tanto los comentarios como las imágenes del vídeo ofrecen una visión espectacular de lo que está sucediendo (quizá un poco exagerado en el caso del vídeo). No parece que un tema como éste pueda afectar a la entrada de turismo peninsular, al contrario, podría llegar a ser incluso un reclamo para algunos aficionados a los reptiles, pasarse unas vacaciones cazando serpientes blancas con las manos. Pero la imagen del medio natural insular sí se resiente de este hecho. Aunque, siendo serios, los que más se resienten son las poblaciones de aves y reptiles autóctonos.
Buscando en youtube puede verse este otro vídeo en el que se muestra cómo se adiestra a un perro en la búsqueda y captura de estos ofidios. Esperemos que la iniciativa cunda y que no quede en un meritorio empeño personal. El problema lo merece.

DEJE SUS COMENTARIOS, SU OPINIÓN NOS INTERESA

LEAVE YOUR COMMENTS, your opinion matters

Las especies invasoras en el año internacional de la Biodiversidad